domingo, 22 de marzo de 2009

Principios generales del paradigma sociocognitivo de Albert Bandura




Algunos de los principios generales que subyacen en la teoría sociocognitiva son los siguientes:



– Las personas podemos aprender mediante la observación de la conducta de los demás, así como del resultado de sus acciones. Muchos de los primeros conductistas consideraban que el aprendizaje era fundamentalmente un asunto de ensayos y errores: las personas aprenden produciendo diversas respuestas y modificándolas a partir de sus consecuencias (por ejemplo, mediante el reforzamiento). Por el contrario, los teóricos sociocognitivos sugieren que la mayor parte del aprendizaje no se basa en el ensayo y el error, sino en la observación de la conducta de otras personas (los modelos).




– El aprendizaje puede tener lugar sin que se produzca un cambio en la conducta. Los teóricos sociocognitivos argumentan que como las personas pueden aprender exclusivamente mediante la observación, su aprendizaje no tiene por qué reflejarse necesariamente en sus acciones. Puede ocurrir que algo que se haya aprendido se refleje en la conducta en ese momento, pero también quizá en un momento posterior, o quizá nunca.




– Las consecuencias de la conducta desempeñan un papel en el aprendizaje. El papel que desempeñan las consecuencias en el seno de la teoría sociocognitiva ha evolucionado en la medida en que lo ha hecho también la propia teoría. Los primero análisis teóricos del aprendizaje de nuevas conductas realizados por Miller y Dollard (1941) consideraban como factor esencial el reforzamiento de estas conductas. El condicionamiento operante constituía un elemento significativo del trabajo inicial de Bandura. Sin embargo, durante los últimos años se está revisando el papel de las consecuencias. Los teóricos sociocognitivos contemporáneos proponen que tanto el reforzamiento como el castigo ejercen un efecto sobre el aprendizaje menos crucial y más indirecto.




– La cognición desempeña un papel en el aprendizaje. Durante los últimos treinta años de la teoría sociocognitiva se ha ido haciendo cada vez más “cognitiva” en su análisis del aprendizaje humano. Por ejemplo, los teóricos cognitivos sociales mantiene que el conocimiento que tiene una persona sobre la relación enrte la respuesta y el reforzamiento o el castigo, es un componente esencial del proceso de aprendizaje. Afirman también, que las expectativas sobre futuros reforzamientos y castigos tienen un impacto decisivo sobre la conducta. Por último, los teóricos sociocognitivos incorporan procesos cognitivos tales como la atención y la memoria en sus explicaciones del aprendizaje.




video